sábado, 2 de abril de 2016

SALIDA PENITENCIAL 2016

Ya ha pasado una semana desde que saliéramos a la calle, otra vez hemos comenzado la cuenta atrás para que podamos volver a soñar  por unas horas donde se nos une la emoción, los sentimientos, las tristezas y alegrías... nuestras oraciones.

El tiempo, gracias a Dios, nos ha vuelto a dar una tregua por tercer año consecutivo, y aunque mas frio que el años anteriores, hemos podido disfrutar de una grandiosa Madrugada.

El Viernes Santo despertaba a las 3 de la mañana en la Plaza del Concilio de Trento, donde ya se encontraba numeroso publico a la espera de nuestra procesión. Una hora más tarde ya era complicado encontrar sitio para ver la salida.

Poco a poco van llegando hermanos de fila, mujeres con mantilla, hermanos de carga... presentando su papeleta de salida antes de entrar.
Una vez en el interior, se organiza poco a poco la procesión: ¡Que pasen los hermanos con insignias! para que poco después se escuchara ¡Que pasen "los negros"!... y minutos después, los hermanos de la Esperanza.

Ya en el interior de la Iglesia, el olor a incienso y cera invade el ambiente. A lo lejos, los tres pasos, preparados nos están esperando. Nervios, lagrimas, sonrisas entre los hermanos, es una mezcla de muchos sentimientos que solo entendemos los que participamos de esta locura.

Llegan las 5 de la mañana, se empiezan a organizar las filas por parejas, pero antes de empezar rezamos todos juntos, por nosotros y por los que no están. Se bendice el nuevo Bacalao y a las 5.15 se bren las puertas... ahí están 3 caballos blancos, representando las 3 secciones, esperándonos junto una Plaza completamente llena de gente.

Se oye el llamador de Jesús de la Pasión, el paso empieza a moverse, la nueva túnica del Señor ilumina su rostro a través de los bordados y empiezan los primeros sones de cada madrugada: Señor de San Esteban. El publico responde con un sonoro aplauso y arrancan los primeros "vivas".
Ha comenzado, estamos en la calle.



Filas de nazarenos de color blanco y negro acompañan el caminar del paso y cerca de las 05.45 hace su salida el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, que también estaba de estreno con un impresionante monte de flores moradas y lilas y ánforas de rosas moradas ¡espectacular!. Al igual que la leyenda plasmada sobre uno de los hachones: FUI FORASTERO Y ME ACOGISTEIS.




Antes de salir, un pequeño percance: En la levantada, la corona de espinas se vino al monte del flores, continuando el resto de la procesión sin ella.
La misma escena se vuelve a repetir... aplausos y ovaciones al paso del Crucificado.


La calle Palominos se invade por hermanos de Jesús de la Pasión, mientras los del Buena Muerte avanzan en su caminar por la Plaza del Concilio de Trento.

Cambiamos de color, pasamos a los capirotes verdes, la sección de los hermanos de la Esperanza hacen su aparición. Largas filas de hermanos retrasan la salida del Palio de la Esperanza, uno de los pasos mas esperados por los salmantinos. La imagen del paso se difumina en el interior del Convento, el paso se va acercando y pasadas las 06.30 sale a la calle.
Las ovaciones anteriores se quedan cortas ¡guapa! ¡viva la Virgen de la Esperanza! ¡Viva!. La Esperanza se hace hueco entre el publico iniciando su camino.



Al mismo tiempo, desde la Catedral Nueva, empiezan a salir capirotes de color rojo, la Piedad esta saliendo rompiendo el silencio de la Madrugada con mas aplausos. Un tradicional camino conjunto entre la Piedad y Jesús de la Pasión vuelve a producirse para terminar con las imágenes frente a frente bajo la torre del reloj de la Catedral. Vuelven los aplausos y se empieza a "estrenar" la nueva parte del recorrido para llegar a la calle Tavira.



La Piedad ve pasar a los hermanos hasta que llega el paso del Cristo de la Buena Muerte para producirse el mismo encuentro, y una vez pasado, toma su lugar en la procesión.
Ya estamos todos en la calle, ahora si esta la Hermandad Dominicana haciendo su procesión.



La Esperanza es recibida por las Siervas, en la esquina de Palominos y la Rúa, por una lluvia de pétalos y una oración ante la Virgen.


A partir de aquí, la procesión al completo sigue su camino. Levantadas, lagrimas del publico al paso de las imágenes, mas aplausos, admiración... terminando la procesión sobre las 11.30 en el Atrio de San Esteban, con el encuentro de los cuatro pasos y el rezo de todos los hermanos y publico presente.

La Piedad y todos sus hermanos emprenden su camino por una intima y costosa cuesta de Tostado para llegar a la Plaza de Anaya y acceder de nuevo a la Catedral Nueva.



Cerca de las 12 de la mañana, se da por finalizada la salida de 2016, cuando todos los pasos quedan dentro de sus templos.



La salida no hubiera sido igual sin nuestro acompañamiento musical: Agrupación Musical la Estrella con Nuestro Padre Jesús de la Pasión, Agrupación Musical Cristo Yacente con el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Piedad con Nuestra Señora de la Piedad y Banda de Música Ciudad del Tormes con Nuestra Señora de la Esperanza

0 comentarios:

Publicar un comentario