NUESTRO PADRE JESUS DE LA PASION

Imagen realizada por el escultor salmantino D.Damian Villar en 1945.

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES (PIEDAD)

Imagen realizada por el escultor Luis Salvador Carmona en 1760.

SANTISIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE

Imagen anónima realizada en el siglo XVII.

NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

Imagen realizada por el escultor salmantino D.Damian Villar en 1952.

viernes, 28 de diciembre de 2018

Los Santos Inocentes

En este blog, año tras año hemos gastado una inocentada cada 28 de diciembre, siempre con cosas relacionadas con la Hermandad Dominicana que han estado en boca de todos y que podían llevar a equívoco a algunas personas.

Este año es diferente, la Hermandad Dominicana no esta pasando por uno de sus mejores momentos, y pensamos que hacer una "broma" sobre ella, su patrimonio o sus miembros, lo único que puede hacer es dañar aun más la imagen de la misma.

Por tanto, este año Madrugada Charra se queda sin su inocentada.

En este día de los Santos Inocentes, se conmemora la fecha en la que Herodes dio orden de asesinar a los niños menores de 2 años y nacidos en Belén fueran asesinados par asegurarse así de la muerte del futuro rey de Israel, el Mesías.

domingo, 23 de diciembre de 2018

FELICES FIESTAS


viernes, 7 de diciembre de 2018

FESTIVIDAD DE LA ESPERANZA


domingo, 7 de octubre de 2018

LAS COSAS CLARAS

Nos comentan que en la Reunión Informativa (que no "Cabildo") celebrado en la tarde de ayer, si hay algo que en lo que se pueda resumir lo hablado, es que se dejaron las cosas claras por parte de Jose Adrián Cornejo.

Sin ningún tapujo se ha hablado de que las cosas no estan bien, que tenemos un futuro negro y que todo depende de nosotros, de los hermanos, para poder tirar hacia adelante, remando todos hacia el mismo lado, hacia el lado de salir de ese remolino en el que estamos metidos.

Miremos por  la Hermandad Dominicana, no por personalismos, miremos hacia atrás para recordar porqué decidimos entrar en esta gran Hermandad, ayudemos entre todos a volver a ser el referente que siempre hemos sido.
Y no olvidemos lo sucedido, solo tachémoslo y empecemos desde hoy hacia adelante.
No podemos dejar en el olvido 75 años de devoción, de ilusión, de trabajo... sigamos siendo la HERMANDAD DOMINICANA

sábado, 28 de julio de 2018

Aniversario ensombrecido


La Hermandad Dominicana, como bien es sabido se fundó en el año 1944, gracias al gremio del papel, prensa y artes gráficas.
Si todo hubiera seguido su ritmo normal, a día de hoy, a escasos 4 meses para terminar el año,  habría una comisión organizadora de los diferentes actos para un acontecimiento tan importante.

Como las cosas no están de la mejor forma, todo ha quedado parado, en stand by, pero todavía estamos a tiempo de entre todos no dejar pasar este acontecimiento.

Quizás no se pueda hacer lo que hace unos meses se nos pasaba por la cabeza, quizás no haya dinero suficiente para mostrar nuestro patrimonio en exposiciones, quizás no podamos hacer una procesión extraordinaria y quizás se nos haya echado el tiempo encima para hacer algo grande, pero nunca, nunca nos podrán quitar la ilusión, las ganas de vivir nuestra Hermandad, el deseo de volver a tener actividad.

A día de hoy, la mejor celebración de estos 75 años no es otra que la Unidad, volver a tener esa ilusión para seguir adelante como ya lo hicieron los fundadores en el año 1944, para volver a ser la HERMANDAD DOMINICANA.

jueves, 26 de julio de 2018

TODOS SOMOS HERMANDAD DOMINICANA


Todos sabemos que la Hermandad Dominicana no está pasando por sus mejores momentos, han sido unos meses difíciles y con la llegada del verano parece que todo se queda parado.

Aquí es donde debemos estar los hermanos, sin olvidarnos de nuestra Hermandad, recordando los momentos que hemos vivido gracias a ella y los motivos por los que decidimos formar parte de esta familia en su día.

Lo que ha pasado, pasado está, la Hermandad Dominicana continúa, las personas, las juntas de gobierno, son pasajeras pero la Hermandad SIEMPRE seguirá ahí.

No se trata de buscar vencedores ni vencidos en esta situación, se trata de arreglarla, de volver a ser el referente para muchos, de estar unidos junto a Nuestros Titulares.


Acudamos, ahora más que nunca, a nuestros actos, que se vea que luchamos por lo que queremos y que se vea que queremos a nuestra Hermandad.

Por la HERMANDAD DOMINICANA, por el SANTÍSIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE, por NUESTRO PADRE JESÚS DE LA PASIÓN, por NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES y por NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA.

Siempre, Hermandad Dominicana

miércoles, 25 de julio de 2018

Repitiendo errores

Si hay algo que nos choca de la Virgen de la Esperanza en estos tiempos en los que la Hermandad Dominicana está gobernada por una Junta Gestora, es a simple vista, ver que sigue prácticamente igual vestida que en la pasada Salida Penitencial, algo que al no haber custodios es normal.

Pero ya desde tiempo atrás, los que nos fijamos en pequeños detalles (y también los menos observadores) nos hemos podido dar cuenta que la Virgen de la Esperanza tiene otros colores que años atrás no tenía.

Si nos fijamos en los labios, desde que la talla fue restaurada/retallada, mostraban un color rojizo, oscuro, que ha pasado a ser de un color rosa claro.
El color no cambia por arte de magia, y si se observa de cerca se aprecia que están pintados. Queremos creer que es la única parte que lleva maquillaje.

Todos estamos de acuerdo en que queremos que nuestras imágenes luzcan de la mejor forma posible, pero siendo en este caso una imagen de vestir, se puede conseguir de diferentes formas, telas, mantos... sin tener que dañar la talla.

No somos expertos del arte, pero creemos que maquillar a la Virgen, como se hacia en el pasado, a lo único a lo que nos puede llevar es a volver a cometer los mismos errores, y que esos productos hagan dañar a la madera y con los años tener que restaurar a la imagen.
Si a los responsables no les gusta el tono que tiene, o por lo que sea quieren cambiarlo, no vemos ningún problema en proponerlo en un Cabildo, ante los hermanos, y que un experto haga ese trabajo.
Pero creemos que antes de hacer las cosas hay que pensarlo, que por esto ya habíamos pasado.