domingo, 16 de abril de 2017

Balance de la Madrugada


Lo que todos andábamos esperando, se ha pasado, tan rápido que ahora solo nos quedan los recuerdos en nuestra memoria o plasmados en fotografías y vídeos.
Solo nos queda un año para volver a disfrutar de lo que más nos gusta.

Y nos toca hacer balance de una nueva Salida Penitencial, nueva en muchos aspectos, pues se celebraba la primera procesión de la nueva Junta de Gobierno y se realizaba Estación de Penitencia en la Catedral Nueva.

El año no podía empezar peor para la  Hermandad Dominicana, primero con los famosos carteles, después saltaba la bomba del manido acento andaluz y terminamos con broncas días antes de la procesión en el interior de la Catedral con intervención de la Policía y dimisión del Capataz de la Piedad el mismo Jueves Santo.

Muchos dimes y diretes han rodeado la posible NO salida de la Hermandad Dominicana y muchas cosas quedan en el aire que deberán ser estudiadas, pero una vez más, cumpliendo, la Hermandad Dominicana se puso en la calle la Madrugada del Viernes Santo, con una de las mejores temperaturas que hemos conocido y con abundante público en cada rincón del recorrido.

Habia ganas de Pasión, de Buena Muerte, de Esperanza y de Piedad, la gente tenía ganas de ver cómo lo organizaba la nueva Junta y también morbo por ver qué pasaría al llegar a Catedral con la incorporación de la Piedad.

La procesión transcurrió sin problemas, con más aplausos de lo habitual y varias ovaciones a nuestras imágenes, al igual que rostros emocionados y lágrimas que recorrían las mejillas de los más devotos.
Así, Jose Fernando y su equipo han logrado una gran procesión, en la que se mantenía la misma estructura de años anteriores y se estrenaban adornos florales, elementos procesionales y del paso de Palio y se suprimía el encuentro de Pasión y Buena Muerte con la Virgen de la Piedad para así, poder cumplir con el deseo de la Hermandad de hacer Estación de Penitencia aprobado hace 10 años.

La procesión puso fin con la entrada de la Esperanza en San Esteban, cuando marcaban las 12 de la mañana tras 7 horas de recorrido.

Como crítica, no entendemos que muchos hermanos hayan estado viendo la procesión desde las aceras, unos con medalla, otros sin ella, y en la mayoría de los casos por el simple hecho de no estar de acuerdo con las decisiones o la elección de la nueva Junta de Gobierno; es algo que jamás entenderemos.
¡OJO! que pasa exactamente lo mismo con hermanos que han vuelto este año a procesionar porque ya no está Manuel Toral (anterior hermano mayor) y que llevaban 8 años sin hacerlo.
Este año ha quedado más que demostrado que NADIE somos imprescindibles en la hermandad, y que somos TODOS los que podemos hacer que sea más grande o no.
¿Qué nos puede importar que sea fulanito o menganito el que encabece la Hermandad, si a mi lo que me llama a participar es la devoción que siento por mis Titulares? ¿Qué mas me da que me dirija el paso uno u otro capataz si debajo del paso voy a hacer la misma función?
Tenemos que abrir más los ojos, la Hermandad Dominicana somos todos, sin nombres, somos hermanos. Unas veces nos gustara más quien este al frente y otras menos y no va a ser ni la primera ni la ultima vez, pero debemos estar con quien de verdad hacemos todo esto: NUESTRO PADRE JESÚS DE LA PASIÓN, SANTÍSIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE, NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES Y NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA.

Feliz Pascua de Resurrección

0 comentarios:

Publicar un comentario