domingo, 14 de abril de 2013

LA CAPILLA, DESPUES DE SEMANA SANTA

Nada más acabar Semana Santa, y una vez que nuestras imagenes fueron bajadas de sus pasos para permanecer el resto del año en su capilla, en esta ocasión se nos vuelve a presentar con novedades, o más bien con antigüedades.

Presidiendo la capilla, en el centro, se nos presenta Nuestra Señora de la Esperanza, sobre su peana plateada. A nuestra izquierda, Nuestro Padre Jesús de la Pasión, y a la derecha el Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

La Esperanza, viste saya en colores claros ajustada a la cintura con cinturón dorado y cíngulo de terciopelo verde. Manto verde brocado en dorado y sobremanto en malla dorada. Tocado blanco formando tablas y corona dorada de capilla.

Jesús de la Pasión, vestido con túnica granate bordada en oro ceñida a la cintura con cíngulo dorado y camisa blanca. Cruz de capilla sobre su hombro y corona de espinas y potencias doradas.

Pero si algo nos llama la atención, es el fondo de la capilla. Sobre el lugar que antes ocupaban las imagenes, se han colocado diferentes enseres que antes formaban parte de nuestra Salida Penitencial.

En el centro, el antiguo estandarte de Nuestra Señora de los Dolores, sobre terciopelo rojo y sin ningún tipo de bordado.

A la izquierda dos insignias, que a modo de guión anunciaban la llegada o el cambio de cada una de unas cuatro secciones. En la parte superior, vemos los flagelos, sobre terciopelo negro y con flecos dorados. Esta insignia abría la sección de Jesús de la Pasión, siendo portada por una pareja de hermanos menores situados antes que el estandarte.
En la parte inferior, vemos  a la cruz, con tres clavos y el sudario, sobre terciopelo rojo y flecos dorados, representado a la sección de la Piedad. Al igual, portada por dos hermanos menores situados antes que su estandarte.


A la derecha, nos encontramos con la representacion de las dos secciones que faltan.
En la parte superior, representando a la sección del Cristo de la Buena Muerte, la inscripción INRI, sobre terciopelo negro y flecos dorados.
En la parte inferior, la corona de espinas, sobre terciopelo verde que representaba a la sección de la Esperanza. Al igual que las dos anteriores eran portadas por una pareja de hermanos menores.

Si la memoria no nos falla, estas insignias fueron utilizadas hasta principio del 2000 cuando fueron sustituidas por diferentes banderines representativos de cada sección.

Agradecemos que se hayan recuperado y se muestren a todos aquellos que se acerquen por la Hermandad, pues para muchos serán desconocidos y para otros muchos le harán recordar el pasado de lo que fue nuestra Salida Penitencial

1 comentarios:

  1. Que gran idea! Yo recuerdo que el primer año que sali en procesion iba con unos de esos, con mi hermana... que tiempos!!
    ¿Las imagenes ya van a volver a su sitio? Quedan mucho mejor asi, se ven a la altura de los ojos y cambian mucho

    ResponderEliminar