jueves, 17 de febrero de 2011

Cualquier tiempo pasado fue mejor

Hay un dicho que dice "Cualquier tiempo pasado fue mejor". En muchas ocasiones se cumple, en otras no tanto.
Pero en el caso de la Hermandad Dominicana se puede aplicar en una de sus secciones. De todos es sabido que la Hermandad lucha año a año por intentar dar una buena imagen exterior, trabajando tanto en cultos como en festividades, y lo consigue... pero no en todo.
Haciendo un repaso a las festividades de la última década, se ve un gran cambio (para mejor) en las de Jesús de la Pasión, Cristo de la Buena Muerte y Virgen de la Esperanza, pero no así en la de la Piedad.

En uno de los muchos boletines Madrugada que editaba la Hermandad (otra cosa perdida) se hace un resumen de lo que fue la Festividad de la Piedad de 1998:

"El sábado día 12 se realizo el traslado de la imagen desde su capilla hasta el altar mayor de la Catedral, donde al día siguiente se oficiaría la Eucaristía. [...] A la ceremonia asistieron como invitados, además del presidente de la Junta de Cobardías, varios hermanos mayores y cuatro miembros de la Cofradía de la Pasión de Valladolid.
A la terminación de la misa se organizó la solemne procesión con la imagen a través de las naves de la Catedral hasta su capilla. Abría la marcha la Cruz Alzada y los ciriales, a continuación la Bandera de la Hermandad portada por el secretario y seguidamente la venerada imagen de la Piedad, presidencia y representaciones. En la comitiva formaban dos filas de hermanos y devotos con velillas encendidas.
Durante el recorrido por las naves se rezaron las Letanías a la Santísima Virgen, turnandose varios hermanos y hermanas para portar las andas. Al pasar ante el Crucero, donde se encuentra el Santísimo Cristo de la Agonía Redentora, se detuvo la procesión volviéndose la imagen de la Piedad hacia el altar del crucificado, procediendo el sacerdote a incensar ambas imágenes y cantando el coro. Este momento resulto de gran emotividad repitiendo se al pasar ante la Capilla de Jesús Amigo de los Niños y de la Virgen de la Soledad.
Para el traslado de la imagen y la procesión, se utilizaron las bellas andas de plata de Ntra. Sra del Rosario, propiedad de la comunidad de Padres Dominicos.
Cabe destacar que la festividad de Ntra Sra de los Dolores ha experimentado un gran auge y esplendor en los últimos cuatro años, desde que en 1994 coincidiendo con el 50 aniversario comenzara a oficiarse la misa en el altar mayor de la Catedral en lugar de la pequeña capilla donde se encuentra la imagen".

Posiblemente a la Hermandad le gustaría seguir celebrando de esta manera la Festividad de la Piedad, pero los propietarios de dicha obra de arte son los que tienen la ultima decisión.

Ojalá algún día se pueda recuperar.

**Las fotografías como el texto han sido extraídos de la Revista Madrugada Nº9 - II Época - Diciembre 1998**

2 comentarios:

  1. No sé si llegaste a asisitir a alguna de aquellas festividades que hoy nos recuerdas pero, si lo hiciste, también recordarás que a pesar de los esfuerzos de la Junta de Gobierno por dar más importancia a esta celebración, la asistencia de hermanos era mínima (como siempre) y tanto la eucaristía como la procesión quedaban desangeladas (aunque después en Madrugada, si sólo se contaba lo que se había hecho pero no el resultado, pues no se mentía pero no se decía la noticia completa). Seguro que por eso, pensando en que el recogimiento de la capilla del Santísimo disimularía la falta de asistentes, se volvió a celebrar la Eucaristía en aquella, con unos resultados más que dignos según mi opinión.
    Así, si amplio tu cita de Jorge Manrique, podríamos decir que... "si vemos lo presente cómo en un punto se es ido y acabado, si juzgamos sabiamente, daremos lo no venido por pasado."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No, no he podido ver esa festividad que se realizaba con la Piedad, solo lo he visto escrito y por fotografias, una pena me gustaria haberla visto.
    Yo pensaba que no se celebraba porque el Cabildo Catedralicio prohibia mover la imagen en fechas que no fueran Semana Santa.
    Siempre se aprende algo nuevo, gracias por el comentario y la aclaracion

    ResponderEliminar